Simpatía o coqueteo ¿cómo distinguirlos?

Cuando los – 263339

Por qué nos enamoramos de una persona, y no de otra No todo el mundo conoce a fondo el arte de ligar. Incluso siempre hay alguien que se les resiste a los que hacen gala de sus grandes dotes para seducir. A los menos duchos, consejos siempre les vienen bien. Es lo que ha pretendido la coach estadounidense y terapeuta de pareja Susan Rabinautora de varios best sellers, en su libro « maneras de ligar», un compendio de trucos, consejos, recomendaciones Un lenguaje sin fronteras Y ya sea en Estados Unidos o en España, incluso Rabin hace un recorrido por diferentes ciudades del mundo, el arte del ligar es siempre el mismo. Estos son algunos de las recomendaciones que Rabin ofrece a quien quiere encontrar su alma gemela: nunca hables de tus «ex» con alguien que acabas de conocer y te interesa; cuida tu lenguaje corporal; no transmitas nada que no sea amistoso; no elogies lo que lleva puesto una persona Estas son las señales de las mujeres: La sonrisa. Dice Susan Rabin que una persona ya ducha en ligar sabe reconocer perfectamente una sonrisa falsa de otra educada o de la que realmente transmite un «me gustas». Miradas cortas y repetititas.

Claves para hacer que ella se derrita por ti

Vamos, que acabaste por sorpresa en la conocida 'friend zone' o zona de amigos, cuando creíste que la gratitud era evidente y estaba todo acción. Pero también puede ser que denial te lanzaras y desde tu yacija, a solas, te tiraste de los pelos lo que quedaba de confusión, tratando de descifrar si sería escarceo lo que te pareció simpatía. Puede que hasta algunas amistades que presenciaron el momento, te sigan recordando la oportunidad tan maravillosa que desperdiciaste por no interpretar de la manera adecuada. Pero no te preocupes, esto es algo muy habitual y pocas personas se han librado de estas situaciones confusas. Tanto a hombres como a mujeres nos cuesta a veces identificar y diferenciar el juego de la seducción con la amabilidad o simpatía.