10. Malaca make it happen

Blog ligar chicas – 57613

Teniamos que esperar en el aeropuerto desde las hasta las y opté por buscar un alojamiento cerca del aeropuerto. Pedí que nos vinieran a buscar, arreglé para que me vinieran a buscar. Me advirtieron que no tomara otro taxi que no fuera el que me mandaban ellos o de otro modo iba a tener que pagarles igual el servicio. Esperamos mas de media hora y el taxi que ellos nos habian mandado no apareció, recurrí a la chica que atendía en Informaciones que muy amablemente no tenía por qué hacerlo llamó a Mundo Albergue para reclamar. Le dijeron que el chofer ya estaba en la zona, que esperara. Seguí esperando, eran ya las de la noche y yo con la criatura en un aeropuerto atestado de gente y sabiendo que tenía pocas horas para dormir. La chica de Informaciones me volvió a ayudar, finalmente me dijeron que tomara otro taxi, tomé un Green Taxi. Pensé bueno, ahora ya vamos al hotel, en 5 minutos estamos ahí, pero no: a esa hora de la noche y sola con la criatura, el taxista daba vueltas y vueltas por ese barrio no muy amigable y no encontraba el albergue.

Archivo de julio 2014

Hace un par de días varé mi taxi en una parada de tantas que salpican Madrid con otros seis taxis libres delante de mi black cab libre. No conocía a ninguno de ellos, somos miles, pero es addicted charlar entre nosotros, unidos por una suerte de conciencia gremial. El albur es que la chica objeto de los piropos en realidad quería beber un taxi y le tocaba el turno al tipo de los BOMBONES, y la chica se negó a montar con él, y también se negó a montar en ninguno de los otros taxis que también participaron con sus piropos. Los taxistas, semejante vez por vergüenza, no dijeron carencia por mi salto de turno y al final, la llevé. En el trayecto la mujer me mostró su indignación por semejante arsenal de piropos, lo cual entendí pero no del todo, ya que piropos de complexion baja intensidad no alcanzan la categoría de acoso, ni siquiera pretendían ligar con ello de hecho NADIE consigue ligar de ese modo. Aunque todavía es cierto que ha de anatomía incómodo viajar en mismo taxi de un tipo que segundos antes llamó su atención sobre tu físico, lo cual amplía mi arsenal de dudas al respecto. Me cabrea muchísimo el asunto. Porque es verano. Y parece que el museo de los cuerpos cerró por vacaciones.

Qué ver en Malaca

Digamos que España me esperaba con los brazos abiertos pero no precisamente para darme un abrazo. Pero da gemelo, porque este no es un blog de dramas, Nada Incluido es un blog de viajes. Y por muchos palos que nos dé la biografía nadie nos va a quitar las ganas de ponernos la mochila, la sonrisa, y salir a conquistar el mundo. Y menos con experiencias como la que tuvimos en Malaca.