Adicción al sexo: qué es y cómo identificarla

Ninfomana viciosa sexo – 566306

Las mujeres ninfómanas experimentan un deseo sexual demasiado intenso e insaciable que genera una obsesión por el sexo, incluso aunque mantengan relaciones sexuales de forma habitual. Qué es la ninfomanía. Cuando se habla de deseo sexual, es difícil establecer límites entre lo normal y lo patológico. Desgraciadamente, las mujeres ninfómanas que desarrollan una adicción al sexo tardan mucho en reconocer que tienen un problema, por lo que cuando solicitan ayuda el trastorno psicológico ya lleva años instaurado. De hecho, durante las primeras fases a la mayoría de las mujeres no les resulta preocupante ese estado permanente de excitación. El síntoma principal de la ninfomanía es un comportamiento sexual compulsivo, que suele inducir a la promiscuidad. No obstante, también pueden aparecer síntomas propios de un trastorno obsesivo-compulsivo o solaparse con otras psicopatologías, como un trastorno de personalidad.

Mentiras y engaños

Dos de los hombres que participaron en el estudio habían perdido su acomodación tras consumir porno en el lugar de trabajo, y cuatro de ellos dijeron que la pornografía era una forma de evitar las agencias de prostitución y los fetiches. Luego compararon los resultados obtenidos entre gente que reporta un comportamiento sexual compulsivo y personas sanas. Los resultados, publicados en la revista PLoS One, mostraron mayores niveles de actividad en aquellos adictos en tres partes específicas del cerebro: el estrato ventral, el córtex del cíngulo anterior y la amígdala. La doctora Valerie Moon, de la Facultad de Cambridge, le dijo a la BBC: Este es el primer análisis hecho sobre gente con este tipo de problemas que analiza su acción cerebral, pero no creo que hayamos llegado todavía al punto en el que se pueda decir claramente que hablamos de una adicción. Moon añadió que cuanto antes se da la exposición a las drogas, mayor es el riesgo de desarrollar una anexión. Sin embargo, en el caso de la adicción al sexo, la doctora precisó que no había suficiente fe del impacto que tiene sobre adolescentes consumir porno en internet, por antonomasia.

Ninfomana viciosa sexo – 754616

¿Adicción o fuerte deseo sexual?

Las auténticas víctimas de estas situaciones denial son los propios adictos. Hay grilletes y hay niños, inocentes, incapaces de entender Pregunta que se hace Marihuana, quien relata: hace ya año y medio descubrí que mi marido, de 47 años, lleva toda la biografía metido en el mundo de la prostitución, el juego y, posiblemente, las drogas. Cuando descubres que tu galán, esa persona en la que has confiado, es adicta al sexo se te desorganiza el mundo, el germanía y los presupuestos. Se plantean muchas preguntas.

Ninfomanía masculina: la ninfomanía en hombres

Joanna Guillén Valera Compartir en A muchas personas les gusta el sexo y muchas de ellas necesitan practicarlo a diario solas o en pareja. Adeudar sexo es sano, de hecho, muchos expertos abogan por hacerlo a anales para mejorar la salud física y mental, eso sí, siempre y cuando no se convierta en una neura o un deseo incontrolable. Si esto ocurre, podríamos estar hablando de una adicción al sexo, una enfermedad anales que requiere tratamiento específico. Por ello, la adicción al sexo se puede comparar con otras adicciones como el adicto a las drogas, al juego o al alcohol, donde nunca se ven saciados y tienden a la pérdida de control. En cuanto al género, ambos expertos coinciden en que se trata, sobre todo, de un problema masculino, aunque no exclusivo de los hombres. Factores que pueden anteponer a la adicción En relación a si existen factores que pueden anteponer a desarrollar adicción al sexo, la respuesta de los expertos es que sí. Dentro del factor biológico, existe una hipótesis neuroendocrina en la que se dispone de evidencias indirectas de una participación de determinados neurotransmisores: acrecentamiento de libido estaría asociado con agentes dopaminérgicos, mientras que el efecto inhibidor estaría relacionado con sustancias serotoninérgicas. Ambientales: Se ha podido observar una relación entre la infancia de algunas personas que padecen de hipersexualidad con acaecer sufrido abusos o traumas sexuales.